Hay espacios en nuestro planeta merecedores de una película. Hay películas tan grandes que se salen de su encuadre para invadir la cabeza de quien las ve. Hay cineastas tan implicados con su obra que irradian la magia de lo encontrado en su materialización. Las tres afirmaciones serían un buen titular para hablar de Oskar Alegría y su primera película, La Casa Emak Bakia.

Fue muy emocionante ver sus primeros fragmentos en Pamplona durante 2011. Este mes de febrero, lo que asomaba se mostró en su totalidad en el mismo marco: Punto de Vista de Navarra. Tuvimos la suerte de estar presentes en la sala. También en la bella exposición de objetos recogidos en el proceso de producción de esta especial obra a la luz de la linterna y que recupera los ecos de una casa, casi en sombras, retratada en una película de Man Ray. Exponerse a La Casa Emak Bakia supone un placer y no sólo por las elegantes visiones que la película proporciona, sino también por la aventura que se respira a su alrededor, la pasión que desata escuchar hablar a su autor y lo inspirador que resulta saber que una búsqueda puede acabar cobrando una forma tan bella.

Tenéis suerte si os podéis acercar este jueves 11 y viernes 12 a la Cineteca de Madrid a las 20.30. Sabréis de qué hablo. También 19, 25 y 26, pero ya sin Oskar, y creedme que no es lo mismo.

La Caja Emak Bakia (Trailer)

Categories: Noticias

Leave a Reply


Partners

  • La caja de Medea
  • Jose Cabrera Betancort
  • Éxodo - Estudio de fotografía
  • Colectivo Filmo