Palacio Altoviti a orillas del Tiber

Inundar un palacio romano del S. XVI sin contar con ningún presupuesto era un reto que tanto a Bárbara Fluxá como a mí nos puso a flotar. La comisaria de Villa Massimo, Shara Wasserman, organizaba en primavera de 2007 una muestra de piezas de video en la que los becarios de las academias pudieran exponer sus trabajos en el MACRO de Roma titulada Trying to land. Bárbara estaba trabajando en la construcción de las murallas  que separaron la ciudad de Roma de su río ancestral, el Tevere. Yo andaba interesado en la presencia del agua en plazas históricas tras las crecidas del río previas a los muros de contención. La riadas supusieron nuestro punto de encuentro.
Efectivamente a finales del S. XIX se proyectó la edificación de muros para evitar las epidemias y desperfectos que originaban las inundaciones. Antes del comienzo de las obras se encargó a los hermanos Alessandrini que todo el litoral del Tevere fuera fotografiado sin solución de continuidad desde el norte hasta el sur de Roma. El resultado son dos tomos de fotografías titulados Lato destro y Lato sinistro, que suponen un fundamental documento de la estética de Roma hace dos siglos.
Un palacio llamó en especial nuestra atención; el Palacio Altoviti. Cercano al Ponte Sant´ Angelo, lucía una logia con vistas al Tevere decorada con frescos pintados en el S.XVI por Giorgio Vasari. Bárbara y yo pudimos ver en una de las fotografías de los Alessandrini, que esta sala debió inundarse en alguna de las crecidas del río. Ese fue el comienzo de PAL´ALTOVITI´07.


Antes de que tiraran el palacio los frescos fueron rescatados y posteriormente trasladados al Palazzo Venezia. Hoy en día pueden visitarse en la Sala Altoviti y admirar lo que un día se sumergiriá en las aguas del río. Para crear el efecto de inundación probamos bastantes caminos que resultaron vías muertas a la postre. Recrear la inundación digitalmente desde la Sala Altoviti no resultaba convincente y nos hacía perder los elementos orgánicos del río. Rodar planos subacuáticos en una piscina con paredes mate sólo nos condujo a una fuerte gripe a ambos que nos tuvo en cama sendas semanas. Pero fue la presencia de un andamio en la Sala Altoviti con motivo de su restauración lo que nos permitió rodar los frescos de Vasari sin perder un ápice de su técnica al detalle. Fue así como concebimos el pasar los planos por agua. Si rodábamos una proyección al techo de las imágenes que recogimos en el Palazzo Venezia a través de una cubeta de metacrilato llena de agua, podíamos hacernos a la idea de ser un observador pretérito, flotando entre vegetación, plancton e inmundicia.
Con motivo de la apertura del Centro de Arte Contemporáneo Matadero de Madrid al Parque Río Manzanares, podréis asistir a los pases de PAL´ALTOVITI´07. Como antiguo vecino del barrio celebro cómo nuestro video, que denuncia la clausura de una ciudad a su río, se usa para inaugurar un reencuentro de otra ciudad con el suyo. Larga y sana vida al Río Manzanares.

Sábado 30 de junio y domingo 1 de julio de 2012. 21.30 hrs. Plaza del Matadero.

Categories: Noticias

Leave a Reply


Partners

  • La caja de Medea
  • Jose Cabrera Betancort
  • Éxodo - Estudio de fotografía
  • Colectivo Filmo